INTERVENCIÓN Y ATENCIÓN A LAS FAMILIAS

Está dirigido a orientar, asesorar y dar apoyo a las familias cuando existan situaciones de crisis, vulnerabilidad o indicadores de riesgo; facilitándoles un paquete integral de recursos para impulsar el desarrollo personal, parental y social.

La intervención se dirige a situaciones derivadas de desestructuración familiar, de ausencia o falta de hábitos de conducta, o de habilidades básicas para abordar crisis familiares, causadas por dificultades en la relación y convivencia entre todos o alguno de los miembros de la familia, para prevenir situaciones de riesgo más graves.

Los destinatarios son adultos con menores a su cargo, padres y/o madres, solos o en pareja, que presenten o hayan presentado dificultades para desempeñar sus tareas como cuidadores de sus hijos y/o del hogar y que manifiesten su interés por mejorar sus habilidades parentales.